Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

JOYAS: CONSEJOS PARA CUIDARLAS

Cada vez que una de nuestras joyas llega a vuestras manos es muy importante para nosotros que sepáis cómo cuidarla para que siempre esté en perfecto estado.

Que vuestros anillos, pendientes, pulseras y colgantes se mantengan en el tiempo en perfectas condiciones es uno de nuestros grandes objetivos. Por eso, hoy queremos daros una pequeña guía práctica con los mejores consejos para que todas vuestras joyas esten siempre como el primer día.

Ya sabéis que en el apartado FAQ de nuestra web podeis encontrar esta información pero hoy os la contamos de forma más detallada. ¿Empezamos?

Debes siempre guardar tus joyas por separado para evitar que rocen entre ellas o con otras que ya tengas y se puedan rayar. Aunque no parece algo demasiado evidente, puede pasar que si tienes todas las joyas mezcladas y amontonadas, con el paso del tiempo se deterioren más rápido y pierdan su brillo. Nuestras cajitas son perfectas para guardar cada una de tus joyas, pero si tienes un joyero en casa mucho mejor.

No uses de forma habitual las piezas en la ducha, piscina o mar porque son delicadas y esto podría dañarlas. Esto no siginifica que no te puedas duchar con ellas, al contrario. Lo que si debes tener en cuenta es que cuanto más las cuides mucho más tiempo estarán perfectas. El cloro de las piscinas, por ejemplo es uno de los elementos que más deteriora cualquier metal, incluida la plata de ley, la principal materia prima de nuestras joyas.

No expongas tus anillos, colgantes y pulseras a productos químicos y ácidos (perfumes, jabones, detergentes, laca…). Esto es un consejo muy importante. Diariamente utilizamos perfumes y muchos jabones muy agresivos con las joyas y pueden hacer que se deterioren rápidamente, pierdan el brillo, el baño de oro y adquieran un aspecto muy diferente al inicial.

Evita hacer deporte con ellas y someterlas a cambios bruscos de temperatura. No va a ocurrir nada si lo haces, pero piensa que el ph de la piel de cada persona es distinto y hay veces que tu propio sudor puede alterar la superficie de la pieza y causar deterioros en tus joyas. Además, para hacer cualquier ejercicio estarás más cómoda sin joyas, ¿no crees? 😉

Para limpiarlas utiliza un paño de algodón o una gamuza no abrasiva que eliminará la suciedad que la pieza tenga. Así, sólo con frotarla un poco de vez en cuando conseguirás que luzca brillante.

Nuestras joyas estan realizadas en Plata de ley. Este punto probablemente sea el más importante para nosotros por varios motivos:

En primer lugar, las joyas en plata de ley no desprenden residuos en la piel. Tus anillos no van a dejar tus dedos manchados de ninguna sustancia oscura o verdosa. Y tus colgantes no dejarán marcas oscuras alrededor de tu cuello.

Y segundo y más importante aún porque usando nuestras joyas, no vas a tener problemas de alergias porque fabricamos utilizando un metal noble como es la Plata de ley (Plata de 925). Significa esto que son piezas de plata de máxima calidad e hipoalergénica que cumplen los estándares que marca la Unión Europea. Cualquier otro material que no sea plata de ley (alpaca, plata tailandesa, plata china, zamak, latón..) puede provocar reacciones en algunas pieles. Este aspecto tiene más importancia aún si lo que buscas son pendientes. Asegúrate de usar siempre pendientes de materiales nobles como la plata de ley. Tus orejas te lo agradecerán.

¿Has tomado buena nota de todo? Seguro que después de estos consejos te resulta más sencillo tener iempre perfectas tus joyas, ¿verdad?. Ahora ya sólo te queda disfrutarlas.

¡Nos vemos!

Deja un comentario

Navigate