Menu

¿Cómo limpiar joyas de oro?

Saber cómo limpiar joyas de oro es muy importante para no estropear este metal precioso. Si nuestras joyas u objetos adquieren cierta suciedad y queremos limpiarlos, debemos seguir algunos consejos. Es por ello que os hemos traído la información necesaria para limpiar joyas de oro sin correr ningún riesgo. Presta atención y sigue estos sencillos pasos para recuperar el brillo original de tus piezas de oro.

Limpiar joyas de oro con líquido lavavajillas

De la misma forma que comentamos sobre cómo limpiar joyas de plata, limpiar joyas de oro se puede realizar con líquido lavavajillas. El líquido lavavajillas es un producto económico, sencillo de encontrar y muy poco nocivo para nuestra salud. Por estas razones, es una muy buena opción para limpiar joyas de oro.

Para limpiar joyas de oro usando líquido lavavajillas, lo primero que debemos hacer es verter el líquido en un recipiente con agua tibia. A continuación, lo mezclamos de forma suave. Para que la mezcla funcione correctamente, es importante no tener el agua caliente o hirviendo. Después, remojamos las joyas en el interior del líquido. Dejamos las piezas allí durante unos 15 minutos aproximadamente para que el agua entre por todos los rincones de la pieza. De esta forma, conseguiremos eliminar la suciedad de los lugares más inaccesibles.

Una vez transcurrido el tiempo, retira los objetos del recipiente. Para concluir de forma adecuada el proceso, deberás disponer de un cepillo dental con cerdas suaves. De esta forma, podrás frotar cada joya de forma muy suave para retirar toda la suciedad incrustada. Ten cuidado y asegúrate bien de que el cepillo es de cerdas suaves. Si utilizas uno con cerdas duras podrías llegar a dañar o arañar el objeto. A continuación, enjuaga la pieza con agua corriente tibia. De esta manera se retirarán los últimos pedazos de suciedad que aún pudieran mantenerse en el elemento.

Por último, solamente nos queda secar y sacar brillo a las piezas escogidas. Para ello, seca las piezas con un paño suave y, posteriormente, deja que eliminen todo el agua que aún se mantenga en su superficie disponiéndolas sobre una toalla. En caso de utilizar unas joyas que aún estén húmedas, corres el riesgo de que esa humedad se quede en tu piel y la irrite.

Limpiar joyas de oro: consejos y advertencias

Antes de limpiar joyas de oro, debemos prestar atención a una serie de consejos que nos ayudarán a mantener más tiempo el color y el brillo de nuestros objetos. Así, es importante almacenar las joyas de forma que no se rayen. Para ello, disponer de bolsas de tela individuales para cada una de ellas es una opción más que recomendable.

Por otro lado, si nuestra joya no posee ningún tipo de piedra preciosa adherida, podremos retirar la grasa sumergiéndola en alcohol. Si esto no funciona, entonces podemos acudir a un artesano o joyero para que nos ayude.

Por último, jamás debes utilizar lejía para limpiar tus joyas de oro. La lejía es un material demasiado fuerte que contiene cloro y podría decolorar la pieza para siempre.

 


Síguenos en Instagram

@ouipetit

Si quieres conocernos más, compartir nuestro día a día, enterarte de todas las novedades y ser parte de nuestro pequeño universo síguenos en Instagram. ¡Te esperamos!
Ir a Instagram

© 2017 Oui Petit. Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Política de Privacidad.