Menu

¿Qué es la plata 800?

Conocer la calidad de la plata cuando nos disponemos a adquirir una joya u objeto valioso es algo fundamental. A nadie le gusta comprar un elemento y pagar por él más de lo que realmente cuesta. Por esto, para aquellos que no conocéis la Plata 800, os traemos un resumen con sus características. De esta manera, podréis comprar cualquier objeto sin miedo a ser engañados o cometer un error.

Legislación vigente respecto a la plata 800

La plata es un metal precioso junto al platino y el oro. Los objetos fabricados con estos metales se recogen en el decreto real 17/1985 de 1 de julio sobre objetos fabricados con materiales preciosos. En dicha ley, el gobierno estipula las diferentes normas que deben seguirse para su fabricación, tráfico y comercialización. Así, todas las piezas que se fabriquen con este metal, salvo las excluidas en la propia ley, deberán atender a una serie de razones y especificaciones para ser consideradas como tales.

Lo primero que determina este decreto real es que se considera “ley” a la proporción del material precioso en la aleación del objeto. Por este motivo, nos encontramos ante plata de primera ley o plata de segunda ley. Para que esto quede registrado y como ayuda a los compradores de dichos objetos, éstos deberán ser marcados con un punzón antes de ser puestos a la venta. En estas marcas constará la garantía y la identificación del origen de la pieza, es decir, su fabricante o importador. Así mismo, cualquiera no puede estar en posesión de un punzón con estas características. Todos ellos deben tener la aprobación del organismo público competente. Su fabricación corre a cargo de la Fábrica nacional de Moneda y timbre y quedan registrados en el Centro Directivo competente perteneciente al Ministerio de Industria y Energía.

Gracias a este proceso, los usuarios pueden asegurarse de la procedencia y la calidad de una joya determinada cuando acuden a un establecimiento para realizar la transacción de compra-venta.

Ensayos y características de la plata 800

En el mismo real decreto se recogen los ensayos necesarios para poder considerar un elemento de “ley”. Se seguirán siempre los procedimientos más avanzados que permita la tecnología en cada momento. Sin embargo, el contraste será habitual en todos los metales preciosos. Todas estas pruebas deberán realizarse sin causar daño alguno, o el mínimo posible, sobre la pieza final. Los laboratorios que se encargan de realizar estos procedimientos se encuentran registrados y facultados por las diferentes Administraciones públicas.

En el caso de la Plata 800, se podrá considerar un objeto con estas características, y por tanto de segunda ley, cuando la proporción de plata pura en su fabricación sea de 80% frente a un 20% de otros materiales de la aleación. Todo aquello que se encuentre por debajo de estas especificaciones no será considerado plata de ley, salvo casos excepcionales de objetos bañados en plata. Por otro lado, las joyas con una cantidad de plata inferior al 90% se oscurecen en mayor o menor medida según el resto de metales que formen la aleación. Estos objetos presentan una resistencia mayor y una gran durabilidad y rigidez gracias a la fusión con otros metales. Sin embargo, necesitan mayor cuidado y limpieza.

 


 
Síguenos en Instagram

@ouipetit

Si quieres conocernos más, compartir nuestro día a día, enterarte de todas las novedades y ser parte de nuestro pequeño universo síguenos en Instagram. ¡Te esperamos!
Ir a Instagram

© 2017 Oui Petit. Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Política de Privacidad.