Menu

¿Qué es la plata oxidada?

En algunas ocasiones, cuando nos disponemos a sacar una cubertería para una cena o recuperar viejas joyas que teníamos guardadas, nos encontramos con plata oxidada entre nuestros objetos. La plata oxidada no es algo muy común. Sin embargo, en ocasiones puede aparecer este tipo de material. Os traemos algunas de las razones por las cuales podemos encontrarnos plata oxidada y por qué se producen.

¿Por qué se oxida la plata?

Al contrario que otros metales, la plata comienza a oscurecer cuando sufre un proceso de oxidación. La plata es un metal precioso de gran calidad, sin embargo, no está exento de este proceso. Cuando nos encontramos con plata oxidada, esto no significa que ese objeto sea de mala calidad. Existen multitud de factores que afectan a la plata y pueden provocar este proceso.

La plata, al igual que otros metales preciosos como el oro y el platino, no sufre por oxidación atmosférica. Sin embargo, el sulfuro de hidrógeno junto con agua y aire pueden formar sulfuro de plata. Con esta reacción, la plata en primer lugar se torna en un tono amarillento y, después, termina oscureciéndose. Así, esto es lo que comúnmente conocemos por el significado de plata oxidada.

Sin embargo, una de las mejores noticias frente a la plata oxidada es su posibilidad de limpieza. Todos los objetos que tengamos de este material pueden ser limpiados y recupera su aspecto original sin problemas. Para ello, solo debemos seguir algunos consejos como los indicados aquí. De esa manera, la plata oxidada desaparecerá y volveremos a disponer de nuestras piezas con el aspecto del primer día.

Factores que afectan para que la plata se oxide

No todos los objetos de plata se comportan de la misma manera. Por esta razón, no existe una fórmula que podamos determinar para encontrarnos con plata oxidada. Sin embargo, lo que sí podemos es dar algunos elementos que afectan para que suceda este proceso. De esta manera tenemos que las siguientes características aceleran o influyen en el proceso de oxidación:

  • El PH de la piel. Esto varía según la persona y, por ese motivo, no se puede controlar. Así, existen personas con un PH más ácido que puede acelerar el proceso de oxidación.
  • El agua de nuestra zona. A la hora de lavar un elemento, el agua y los componentes de ésta pueden influir en la oxidación de la plata.
  • Aguas mineromedicinales. Este tipo de aguas suelen contener un alto contenido en azufre que estropea la plata.
  • Perfumes, colonias, químicos, jabones y productos de limpieza. Todos los componentes no naturales de estos productos afectan sobre la plata hasta llegar a oxidarla.
  • Su lugar de almacenamiento. Donde colocamos la plata, cerca de que objetos y en qué condiciones afecta en sobremanera sobre su composición física. Según estas características, podremos aumentar o disminuir el tiempo de oxidación.

La cantidad de azufre en el ambiente. Este factor tampoco podemos controlarlo ya que depende de otros muchos elementos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que una misma pieza envejecerá más deprisa o más despacio dependiendo de la zona en la que residamos.

 


 

 

 

Síguenos en Instagram

@ouipetit

Si quieres conocernos más, compartir nuestro día a día, enterarte de todas las novedades y ser parte de nuestro pequeño universo síguenos en Instagram. ¡Te esperamos!
Ir a Instagram

© 2017 Oui Petit. Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Política de Privacidad.