Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Oui Petit

Blog de Joyería y Accesorios

Historia y origen del Día de la Madre

Hay amores que son incondicionales. Uno de ellos es el que siente una madre con sus hijos. Y es que nadie te podrá querer tanto como tu madre, de ahí que se haya popularizado la expresión “madre no hay más que una”. ¡Qué gran verdad! El primer domingo de mayo celebramos en España una fecha muy especial para todas aquellas mujeres que tienen hijos. El Día de la Madre es el momento perfecto para demostrarle a tu madre cuánto la quieres.

Pero… ¿Sabías que el origen de esta celebración proviene del Antiguo Egipto?

Papiro de Diosa Isis y Ma'at
Foto de Pinterest

El Día de la Madre se celebra desde tiempos inmemoriales. Todo comenzó en el Antiguo Egipto, donde se veneraba a la diosa Isis, conocida como la ‘Gran Diosa Madre’. La mitología griega siguió siglos después con esta tradición. De hecho, al igual que los egipcios, tenían una diosa conocida como ‘Rea’ a la que consideraban la madre de todos los dioses del Olimpo. En la antigua Roma, los ciudadanos se acostumbraron a venerar durante tres días con oraciones y flores a la diosa Cibeles, también diosa madre.

Sin embargo y a pesar de la historia, el Día de la Madre tiene un trasfondo religioso. El catolicismo en Europa comenzó a honrar a la Virgen María y el 8 de diciembre de 1854 el Papa Pío IX definió la celebración con la Inmaculada Concepción.

Como seguramente te habrás dado cuenta, el Día de la Madre no se celebra el 8 de diciembre, al menos no en Europa. Dos mujeres presionaron en el siglo XX para que este día se celebrara el segundo domingo de mayo. Ellas fueron la escritora Julia Ward y Anna Jarvis. Ambas organizaron un encuentro en Boston dedicado a la paz. A partir de ahí surgió un movimiento para organizar un día en que todos los niños pudieran homenajear a sus madres. Esta ‘lucha’ sirvió para que Anna superara el fallecimiento de su madre y consiguió que el presidente estadounidense Wilson declarara el Día de la Madre como fiesta nacional. De ahí se extendió al resto de países.

Aunque el Día de la Madre está reconocido en todo el mundo, no se celebra el mismo día en todos los países. Por ejemplo, en Latinoamérica, esta celebración internacional es el 10 de mayo en México, el 30 de mayo en Nicaragua, debido a que en esa fecha era el cumpleaños de la madre de la esposa del presidente Anastasio Somoza, en Noruega la fiesta se hace casi a principio de año, concretamente el 2 de febrero; los territorios palestinos la hacen coincidir con el 21 de marzo, mientras que el segundo domingo de mayo se conmemora en otros países como Alemania, Australia, Austria, Bélgica y Colombia.

Lo más importante no es la fecha ni el regalo del Día de la Madre, sino lo que simboliza para cada familia. Porque igual que no hay nada más bello que traer una nueva vida al mundo, tampoco hay nada comparado a la sonrisa de una madre a la que sus hijos hacen feliz, muy feliz.

Ya sea con un dibujo, una pequeña manualidad hecha en el cole por los más pequeños o, por ejemplo, con un colgante de oro cualquier madre recordará ese día con especial cariño. Y si quieres acertar con un regalo, descubre qué regalar en el Día de la Madre.

Deja un comentario

Navigate