Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Oui Petit

Blog de Joyería y Accesorios

Cómo limpiar joyas de plata con pasta de dientes

A veces las cosas más simples, son las más útiles. Si no encuentras un paño especial para sacar brillo a tus joyas, siempre puedes dejarlas como nuevas con otros elementos que tienes por casa. Por eso, hoy te vamos a enseñar cómo limpiar plata con pasta de dientes, un truco muy sencillo que no todo el mundo conoce, pero que… ¡funciona! 

Aspectos clave antes de limpiar plata con pasta de dientes

Para toda regla existen excepciones. Por eso, aunque en general tus joyas favoritas de plata se pueden limpiar sin problema con dentífrico, sí es cierto que hay que tener en cuenta algunos aspectos para no dañarla. 

En primer lugar, asegúrate de que la pasta de dientes que vayas a utilizar no tengan elementos muy abrasivos o agentes blanqueadores. Estos pueden dañar y rayar las joyas, mientras que lo único que tú buscas es quitar el deslustre. En este caso, puedes utilizar otros métodos para limpiar la plata

Por otra parte, asegúrate de que la zona que veas “avejentada” en la joya no esté así de forma intencionada. Es decir, hay joyas que tienen ese efecto avejentado en determinadas zonas para mejorar el aspecto general del diseño. Pero si esa joya no la compraste así y ha perdido brillo a posteriori, es obvio que hay que limpiarla. 

Cómo limpiar joyas de plata con pasta dental 

Aplica agua y pasta de dientes

Al mojar la joya con agua tibia permitirás que la crema se deslice mejor por la superficie. Ahora echa un poco de pasta de dientes sobre la joya con la ayuda de una esponja o una toalla de papel. Empieza a frotar suavemente para llevarla a todos los rincones de la pieza. Si la joya tiene turquesa, lapislázuli, ámbar o esmeralda, intenta que el dentífrico no pase sobre ellas, ya que podrían rayarse. 

Para limpiar plata con pasta dental es importante que evites los elementos que puedan rayar el metal, como los estropajos o los cepillos de cerdas duras. 

Usa un cepillo para limpiar a fondo

Para deshacerte de la suciedad y el deslustre en los pequeños recovecos de las joyas puedes usar un cepillo de dientes con cerdas muy suaves. De hecho, los mejores para este tipo de trabajos son aquellos especialmente diseñados para encías sensibles. 

Déjalo reposar y luego retíralo

Durante 2 o 3 minutos, deja que la pasta de dientes disuelva bien las manchas que pueda haber en la plata. Luego retira el dentífrico con ayuda de una servilleta o un pañuelo. Verás que, si tenía mucho deslustre, el papel queda manchado de oscuro y la plata se vuelve más brillante. ¡Tus joyas por fin vuelven a lucir increíbles! Pero si crees que necesita alguna pasada más, vuelve a repetir el proceso. 

Enjuaga la joya y déjala secar

Mete tu anillo, pulsera, colgante o pendiente de plata en agua para quitarle los restos que no hayan podido salir con el pañuelo de papel. Ahora retira el exceso de humedad con un paño suave y luego deja que se termine de secar sobre él, al aire. Por último, guárdala en un lugar fresco y seco para que conserve su brillo durante más tiempo. 

Últimos consejos

Ahora que ya sabes cómo limpiar cadenas de plata con pasta dental, ¿no quieres que estén así de brillantes siempre? Para ello evita aplicarte cremas o cosméticos aceitosos con ellas puestas. Además, si te vas a lavar las manos, a duchar o a meter en la piscina, procura quitártelas. Así evitarás que vuelvan a verse avejentadas. 

Como ves, limpiar la plata con pasta de dientes es tan rápido y efectivo como sencillo. Así que… ¿a qué esperas? Todas tus joyas favoritas pueden lucir como nuevas en cuestión de unos minutos. Y si lo que quieres son más trucos como este, ¡suscríbete a nuestra newsletter! 

Deja un comentario

Navigate