¿Cómo limpiar pendientes de plata?

Quieres conocer cómo limpiar pendientes de plata sin estropear tus joyas. Para ello, solamente debes tener cuidado y prestar atención a los siguientes consejos. Tus pendientes de plata recuperarán la belleza que tenían el primer día que los usaste. De esta manera, no tendrás que invertir una gran cantidad de dinero ni emplear mucho tiempo. Sigue nuestras indicaciones y disfruta de nuevo de tus pendientes de plata.

Limpiar pendientes de plata: consejos y preparación

Antes de empezar a limpiar los pendientes de plata, debemos tener en cuenta una serie de detalles. Por ejemplo, en primer lugar, debemos fijarnos si nuestros pendientes están compuestos solamente por plata o tienen algún tipo de adorno o motivo de decoración de otro material. Si fuera así, debemos tener cuidado con las indicaciones que aquí se dan para la plata y que no provoquen ningún daño sobre ese material.

Por otro lado, también será importante conocer la “cantidad” de plata de la que dispone nuestra pieza. Para limpiar los pendientes de plata es importante conocer el porcentaje de plata de nuestros objetos. Solamente así, podremos conocer con exactitud los tiempos de limpieza y los posibles problemas. Esto es debido a que, cuanto mayor es el porcentaje de plata, menor es la dureza del elemento.

Limpiar pendientes de plata con agua con sal

La plata es un material precioso y que luce con un brillo especial y diferente al de otros materiales. Sin embargo, también es un material débil y que puede deslustrarse, mancharse o rayarse con mucha facilidad.

Para limpiar pendientes de plata con agua y sal, lo primero que debemos hacer es verter dos tazas de agua caliente en un recipiente. De esta forma se consigue sacar lustre a las joyas de plata sin utilizar un método abrasivo. La cantidad de agua variará en función del número de joyas que introduzcamos en el recipiente. Sin embargo, siempre deberán quedar cubiertas todas ellas. Al realizar este paso, debemos comprobar que los pendientes no tienen otro material. En caso de ser así, debemos verificar que esta composición de agua y sal no le afectará. Posteriormente a tener el recipiente lleno de agua, agregamos una cucharada de sal y removemos suavemente hasta resolverla. A continuación, cogemos una hoja de papel de aluminio y la cortamos en tiras. Después, las colocamos en el recipiente. Es gracias a esta reacción entre la sal y el aluminio que la suciedad comenzará a desprenderse de la superficie de nuestros pendientes.

Por último, para terminar de limpiar los pendientes de plata, retiramos las piezas del recipiente. A continuación, las aclaramos con agua y de manera muy suave le paso un trapo húmedo para retirar los últimos pedazos de suciedad. Ahora, sólo nos quedará secar las piezas de forma adecuada con un paño o una servilleta y dejar boca abajo para permitir que toda el agua salga del interior.

Gracias a la sal conseguirás que la suciedad se elimine por completo de todas tus joyas. Esto es debido a que la sal actúa como un electrolito para realizar la reacción. Sin embargo, una vez el agua se enfríe, debes deshacerte de ella. 

 


Síguenos en Instagram

@ouipetit

Si quieres conocernos más, compartir nuestro día a día, enterarte de todas las novedades y ser parte de nuestro pequeño universo síguenos en Instagram. ¡Te esperamos!
Ir a Instagram

© 2017 Oui Petit. Todos los derechos reservados. Aviso Legal. Política de Privacidad.