Diferencia entre diamante y circonita

Diferencia entre diamante y circonita

Conocer la diferencia entre diamante y circonita nos ayudará a la hora de adquirir una joya. De esta forma, seremos capaces de distinguir una diferencia importante dentro de este sector. Así, el precio, las características e incluso el aspecto estético se ven alterados dependiendo del material. Por esta razón, cuando nos disponemos a comprar alguna joya, es importante saber las características de su composición.

Qué es un diamante

Si existe un material con una gran fama entre las joyas que se utilizan, ese es el diamante. De esta forma, este tipo de joyas suelen adquirirse en momentos especiales. El coste económico de las mismas es elevado y su uso suele estar acotado a eventos con gran interés o de gala. Por esta misma razón, muchos joyeros y clientes se deciden por el uso de circonitas en sus joyas. Este segundo material es prácticamente igual en su estética al diamante pero, sin embargo, guarda algunas diferencias. Por este motivo, en primer lugar, vamos a hablar del diamante.

El diamante es una de las formas más estables del carbono. De esta forma, es conocido por sus grandes propiedades físicas. Así, se convierte en un material de gran dureza y conductividad térmica. Gracias a ello, se utiliza a menudo en multitud de sectores industriales. Por otro lado, sus características ópticas o estéticas también lo distinguen del resto de metales. Por este motivo, es considerado como uno de los minerales más preciados del mundo.

Qué es una circonita

Circonita es el nombre comercial con el que se conoce a la zirconia cúbica en España debido a su fabricante. Sin embargo, en otros países de Europa, su denominación se produce bajo el nombre de djevalita.

Su similitud con el diamante la han dotado de una gran popularidad. Sin embargo, en ningún momento se pensó en esta propiedad cuando empezó a extraerse. Así, una vez se crearon los cristales, comenzó a verse el potencial que tenía para ser comercializado como un material de joyería. Para su obtención, existen diferentes procesos químicos de estabilización en laboratorios. Gracias a estos procesos, la circonita puede ser decorada con diferentes colores.

Diferencias generales

Cuando tenemos ante nosotros un elemento fabricado con diamante o circonita, su diferenciación es complicada. Por este motivo, para conseguir distinguirlos, existen algunos trucos que podemos utilizar:

            Hoja de papel y punto negro. Si tomamos una hoja blanca de papel y dibujamos un punto negro con un lápiz, tendremos una buena prueba. Para ello, colocaremos el objeto bien centrado sobre el punto dibujado. Así, si podemos distinguir el punto de forma precisa, el material será circonita. Por otro lado, si el reflejo distorsiona el dibujo, estaremos hablando de diamante.

            El peso. A pesar de todas las semejanzas entre ambos materiales, su peso es muy diferente. Así, el diamante es la mitad de ligero que la circonita. Como llevar una balanza a mano no suele ser muy común, podrás sujetarlo en cada mano y confiar en tu instinto.

            Dureza. Un diamante solamente puede ser rayado por otro diamante. Así, cualquier objeto de joyería terminado es difícil que presente ningún tipo de imperfección o arañazo. Sin embargo, el óxido de zirconio que forma la circonita es realmente sensible. Así, con una lupa de aumento podremos distinguir perfectamente estas imprecisiones sobre uno mientras el otro estará totalmente liso. Además, las caras del diamante son puntiagudas, mientras que las de la circonita son redondas.


 
Síguenos en Instagram

@ouipetit

Si quieres conocernos más, compartir nuestro día a día, enterarte de todas las novedades y ser parte de nuestro pequeño universo síguenos en Instagram. ¡Te esperamos!
Ir a Instagram